Poem-ON para tiempos en OFF

Series de fotografías de Edu Barbero con poemas de autores amigos / 2020

Es un proyecto ideado con el objetivo de activarnos mutuamente en el confinamiento por la COVID-19. Imagen, amistad y poesía se dan la mano en una época de no besos ni abrazos para mantener la creatividad encendida, para reforzar los lazos, para expresar cómo vive cada uno su reclusión en tiempos de pandemia.

Àlex Monfort
Alfonso Aguado
Antonio Gómez
Antonio Monterroso
Carlos Quesada
Charo de la Varga
Eduard Sanahuja
Eva Iglesias
Felipe Zapico
Gsús Bonilla
Gustavo Vega
Inma Bernils
Inma Marcos
Javier Gm
Jesús Alonso
Jesús Cárdenas
Jordi Valls
Jordi Virallonga
José A. Arcediano
José A. Jiménez
José García Obrero
JL García Muedra
Juan Carlos Peña
Juan Luis López
Lola López-Cózar
Mateo Rello
Miguel Agudo Orozco
Miquel-Lluís Muntané
Óscar Sotillos
Pedro Cano
Raquel Bullón
Sergi Quiñonero
Sònia Moll
Teo Serna
Tònia Passola
Show More
 

poemas de Teo Serna                                       

Confinado en Manzanares (Ciudad Real)

Imágenes: trayecto de tren Madrid-Barcelona / 2016

teo serna edu barbero

I

 

Duerme la luz y el cielo es de ceniza.

Todo parece quieto, sin embargo,

un lejano temblor se extiende, largo.

Y la distancia escribe con su tiza.

teo serna edu barbero

II

 

Hay una lejanía, un horizonte
como un callado mar que se perdiera más y más, sin tocar la luz siquiera: yo sé que es el refugio de Caronte.

teo serna edu barbero

III

 

Un camino vacío, sin los pasos
que le dan su sentido. ¿Qué nos hace

ser, vivir, esperar el desenlace?

Siempre es la luz quien trae los ocasos.

teo serna edu barbero

IV

 

Allí va la mirada, allí se pierde;
allí es la distancia piel, redoma,
un pájaro, un recuerdo de paloma...

Remanso del color, del gris, del verde.

teo serna edu barbero

V

 

¡Fue todo tan fugaz como un sonido, como estela de un tren que llega tarde, como ascua que, quemando, ya no arde, mas consume su vida y su latido!

 

poemas de JOSÉ GARCÍA OBRERO                        

Confinado en Córdoba

Imágenes: varias localizaciones  /  2015 - 2016

Jose-Garcia-Obrero edu barbero

I

 

El espacio abre rendijas para que lo inunde la luz.

Emergen las intuiciones como tierra entre brumas. 

¿Me percibes más allá de los límites? Yo te percibo

como una orquesta de cuerda bellamente afinada.

Jose-Garcia-Obrero edu barbero

II

 

¿En qué rincón se enciende el pensamiento?

Llega primero tu tacto, después tu voz, al final,

revolotea tu imagen: pájaro que abandonó 

en un descansadero a su bandada de palabras.

Jose-Garcia-Obrero edu barbero

III

 

Vértice donde confluye la luz del pensamiento.

Se derrama un deseo por las suaves laderas de la intuición.

La misma mente que irradia hasta cegar, define el paisaje;

lo crea y lo destruye. Una palabra se cierra en sí misma.

Jose-Garcia-Obrero edu barbero

IV

 

Se abre en círculos la delicada superficie del silencio,

se agita en su interior el perfil velado de lo mudable.

¿Oyes el trino de los pájaros ausentes que cruzan la sombra?

La memoria crea una luz desde la que tu voz se descuelga.

Jose-Garcia-Obrero edu barbero

V

 

Primero, tu voz; luego, el paisaje que proyecta la luz;

ahora, esta memoria en cuya bóveda busca instalarse

y acaba fracasando en su deseo. Manantial que no cesa

en su fluir, que nos destruye y crea, que me inventa.

 

poemas de Eva Iglesias Bilbao                         

Confinada en Madrid

Imágenes: fotografía digital intervenida Barcelona  /  2019

eva iglesias bilbao edu barbero

Y luego a la mañana,

las arremetidas del tiempo

junto a la boca

                            de la memoria.

eva iglsias bilbao edu barbero

Ahogándome puedo respirar aún,  

el vacío que penetra por mi boca

invadiéndome las entrañas,

mordiendo la  nada.

eva iglesia bilbao edu barbero

Y aquí estoy,

en los márgenes de las metas y sus falsos trofeos

tras haber pasado el testigo de la derrota

a murciélagos y lechuzas.

eva iglesia bilbao edu barbero

En el silencio puedo oler

el antídoto contra el miedo,

disfruto con el riesgo

de la verdad infinita.

eva iglesias bilbao edu barbero

No tengo miedo en lo oscuro,

en lo invisible,

allí donde la realidad

d   e   s   a   p   a   r   e   c   e.

 

poemas de Juan carlos peña                           

Confinado en Barcelona

Imágenes: Pirineo Navarro frontera con Francia  /  2016  

Juan-Carlos-peña edu barbero

La imperfecta luz de los espejos.

El peso de lo Invisible.

El tamaño de los mares desbordados.

El exceso de luz. Las sombras.

juan carlos peña edu barbero

Siguen en pie los signos.

Rememoran lo probable y las ausencias.

El río que transporta las palabras

guarda en su lecho el silencio y las promesas.

juan carlos peña edu barbero

El empuje de un presente incompleto.

Las heridas abiertas en el frío.

Los pedazos de cielo cayendo a plomo

sobre la piel del génesis y el sueño.

juan carlos peña edu barbero

No es fácil seguir la corriente.

A los lados los muros defensivos.

Sobre la hierba estoica,

los hilos que ahuyentan el desánimo.

juan carlos peña edu barbero

Entre el conocimiento, las tinieblas

y el duro lienzo de las dudas :

los caminos, viejos Prometeos,

siempre con su carga a cuestas.

 

poemas de felipe zapico                                 

Confinado en un lugar de La Mancha

Imágenes: varias localizaciones  /  2016-2018

felipe zapico edu barbero

Arañar la placa quebrando las uñas en el intento

marcar las iniciales

sobreactuar incluso, morder el polvo;

mientras me reflejo en el dorado del tequila reposado.

felipe zapico edu barbero

Algarabía de gorriones alegres del ensayo de apocalipsis,

otoño tardío atragantado al paso tren de borrascas

encadenadas.

Cifras irrelevantes vociferando muerte.

felipe zapico edu barbero

Silbar para espantar el horror

deslizar rumores bajo las puertas

deletrear miedo, silencio, mentira,

obediencia y control.

felipe zapico edu barbero

No seguir la línea de puntos

blanquear las instrucciones y toda ordenanza

ignorar los himnos y otras zalamerías

ocultar el miedo, tras las medianerías.

felipe zapico edu barbero

Desde lo profundo del semisótano

entre las emanaciones de radón

todo se va volviendo odio.

No hay gateras, los gatos campan por los bulevares libres al fin.

 

poemas de javier gm                                       

Confinado en Xirivella (Valencia)

Imágenes: respiraderos en Florencia  /  2017

javier gm edu barbero

Me metieron en casa       a perderlo todo

la fiebre      el pico la pala la pala la pala

la pala    bra      las alas  y así empieza otra noche.

javier gm edu barbero

Abro una caja de zapatos sin ropa

Coloco una percha muerta en el aire

Limpio con el paño mi vaho intervenido

En un agujero siempre se libera la negrura.

javier gm edu barbero

Ladrón de luz en el cuento de los tristes y.y da igual estación si eres confinado y.

y. besos de tinta para el tremendo hielo que me acoge y.y Tiranos: yunque, lima,

tenaza, cortafrío y sufridera y.y me han pisado la castañera, el carretero y el capital.

Aguanto como un viejo rodillo.                    .Y.

javier gm edu barbero

¿dónde escondéis las banderas? Bárbaros Románticos

¿en qué oscuridad escondéis vuestro rango? Fanáticos Fantásticos

Venid a nosotros libélulas, pájaros, árboles y ornitorrincos / Esto era la vida:

La            pálida.     Sonrisa              de.                   un niño.    un niño.   un niño.

javier gm edu barbero

utópico - el dormido polvo de los libros ya despierta -

rocío – perteneces a la redención de todos los versos del cansancio húmedo -

señuelo – he abierto el frigorífico e hice cómputo de transcendencias -

respiradero – en tu cicatriz el chirrido de los columpios, balas, amor, desfalco –

 

poemas de Miquel-Lluís muntané                     

Confinado en Barcelona

Imágenes: estatuas, Florencia  /  2017

miquel lluis muntane edu barbero

I

Entre la llum captiva en el silenci

i l’ull retret del guardià que sotja,

creix a la pell l’imperatiu dels dies:

palpar el contorn de totes les mesures.

miquel lluis muntane edu barbero

II

Són pocs i breus els dies de victòria

i només un el pas per trencar el setge.

Cada record és un monyó que sagna

i va deixant un rastre en la fugida.  

miquel lluis muntane edu barbero

III

Un tornaveu que ve del fons dels segles

tiba l’impuls de desvetllar la greda.  

Tot és batec i res no desempara

la plenitud del cos que ressuscita.

miquel lluis muntane edu barbero

IV

S’afua el temps en un riell de lluna.

Terra fecunda, foc sense quimera,

aire polit, estremiment de l’aigua.

En un mirall hi cap tota la vida.

miquel lluis muntane edu barbero

V

El verb aprèn del verb en boca d’altri

i enllà del mar sorgeixen noves illes.

Si dues mans a dues mans s’aferren,

s’estreny el fil que va teixint la xarxa.

 

poemas de lola lópez-cózar                           

Confinada en Loja (Granada)

Imágenes: Pirineo Navarro frontera con Francia  /  2016  

lola lopez cozar edu barbero

En un instante el alto,
la parada en seco el eco la amplifica.

Luego el silencio encubre
el vaho de una respiración apresurada.

lola lopez cozar edu barbero

Quizás el sosiego en la humedad de la maleza, quizás la fuga en la espesura del relente,
o el extravío en el claro de un mapa
forzando a actuar de modo urgente.

lola lopez cozar edu barbero

No hay tiempo sin esquinas,
agujas, minutero, manecillas,
estiran hacia el vértice de bruma la sed de un sol que cierra su fervor y así se apaga.

lola lopez cozar edu barbero

El feroz movimiento de la búsqueda
afila las aristas de su ascenso.
El frío empapa el ansia de seguir hasta la cima, el afán de trepar hasta la calma.

lola lopez cozar edu barbero

Tierra y cielo se miran sin defensas,

se rozan, se acarician, no hay recelo.

Las nubes abren hueco a la cumbre,

al aliento tranquilo del deshielo.

 

poemas de josé antonio jiménez                       

Confinado en Barcelona

Imágenes: casa de la madre del fotógrafo, Sabiñán (Zaragoza)  /  2017

jose antonio jimenez edu barbero

Ventilador de sombra en los visillos,

¿cuántas vasijas de dolor te llevas?

La desmemoria de la luz, rendida,

deja sus huevos blancos en la herida.

jose antonio jimenez edu barbero

¿Nos quedamos aquí, en la penumbra quieta

del adentro, o basculamos el vendaval de luz,

con hormigas de sutura y distancia,

sobre la paz enferma de este olvido?

jose antonio jimenez edu barbero

Templo de soledad y animales cautivos.

Lo que la luz oculta lo proclama la sombra.

Horizontes de alumbre tensan el tiempo

y crece la pantera del silencio.  

jose antonio jimenez edu barbero

La harmonía, la piel tendida de la soledad,

la oración de los grises, que es albor, caligrafía

sin palabra. La oscuridad bosteza

su perfección. En volandas desciende la belleza.

jose antonio jimenez edu barbero

La mujer que tejió la transparencia

hunde sus manos en el venero de la noche.

Con flores de piedad y hebras de llanto,

sacian la sed del mundo en los vitrales.

 

poemas de carlos quesada                      

Confinado en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona)

Imágenes: Galería de la Academia, Florencia  /  2017

carlos quesada edu barbero

Busca la luz una belleza para siempre, una disciplina en el deseo, dar aire a las formas, volar más allá del sueño. Los ojos del corazón nunca olvidan.

carlos quesada edu barbero

A veces los cuerpos no encuentran su mirada. Algunos anuncian dignidad y prestancia.

Otros se ocultan en las sombras del tiempo. La soledad de la muerte siempre espera.

carlos quesada edu barbero

El pudor de la belleza se refleja en el espejo. Al otro lado un sátiro te devuelve el miedo,  la inseguridad del ser y la blasfemia del cuerpo.

carlos quesada edu barbero

La ternura busca siempre una salida. Se anuncia el destino de un nuevo ser, de la

ilusa esperanza del futuro. Se rebela la sombra en un mar de luces y preguntas.

carlos quesada edu barbero

Desnuda el dolor la extrañeza de la muerte, anuncia la luz las huellas que el tiempo ha detenido. La sorpresa vislumbra la confusión de los cuerpos, se inicia el camino del recuerdo.

 

poemas de jesús cárdenas                      

Confinado en Carmona (Sevilla)

Imágenes: hojas marchitas en casa, Barcelona  /  2017

Jesus Cardenas edu barbero

Tan plena y no respira.                  

Ha bajado sus brazos.                    

Canto de la esperanza,                   

¿por qué naces y mueres?

Jesus Cardenas edu barbero

Trofeo del otoño:

crepita en el recuerdo

el fuego del ocaso

y destella en su sombra.

Jesus Cardenas edu barbero

Siento los cuarteados

filamentos sin sed

de un pasado desértico

interrogando a la nada.

Jesus Cardenas edu barbero

Somos la desnudez

al final del trayecto

donde duermen las hojas

y callan las palabras.

Jesus Cardenas edu barbero

Desde el vórtice solitario                           

contemplo hojas dormidas                        

como elixir del tiempo                               

antes que la luz muera.

 

poemas de antonio gómez                      

Confinado en Mérida (Badajoz)

Imágenes: Via San Gregorio Armeno, Nápoles  /  2019

antonio gomez edu barbero

Confinados y sumisos,

esperanzados sueñan

erguirse y ornamentar

palacios, iglesias y plazas.

antonio gomez edu barbero

Más allá del silencio,

dispuestas a ocupar

las razonadas realidades

de este mundo de escombros.

antonio gomez edu barbero

Anhelando un desenlace,

aisladas por un silencio oscuro,

las bloqueadas miradas

nos advierten de placeres y dolores.

5 WEB II.jpg

Llenas de secretos y deseos,

varadas a la espera de rumores,

el esplendor de sus ojos

busca sus bocas mudas.

edu barbero antonio gomez

Separadas del cuerpo,

buscado su origen

aguardan resignadas

la libertad de las estatuas.

 

poemas de óscar sotillos                      

Confinado en Dosrius (Barcelona)

Imágenes: poblado celtíbero de Tiermes (Soria)  /  2014

oscar sotillos edu barbero

Fuera de quicio
el hombre
en su ventana
mira.

oscar sotillos edu barbero

Recuerda, sin duda,
veinte años atrás,
a otro hombre que saltó
de su propia ventana.

oscar sotillos edu barbero

Oye un grito mudo,
su caída libre en televisión,
las miles de ventanas
estallando como cuencas de ojos.

oscar sotillos edu barbero

Comenzó el siglo, dicen,
ese día,
y todos fuimos
espectadores de piedra.

oscar sotillos edu barbero

El instante de aquella demolición
se prolonga ahora,
vemos crecer la hiedra
al tiempo que se erigen las ruinas.

 

poemas de Juan Luis López                     

Confinado en Sant Boi de Llobregat  (Barcelona)

Imágenes: Pompeya  /  2019

juan luis lopez lopez edu barbero

Duerme el arquero su derrota

en el vómito del Vesubio.

Así sangra la luz

                               en Pompeya.

juan luis lopez lopez edu barbero

Rastreo el olor de una ausencia

entre las columnas desmochadas.

Entre las ruinas de este silencio,

ruego el sacrificio de tu olvido.

juan luis lopez lopez edu barbero

Con el silencio penetrando

La piedra de tus mutilaciones,

¡Oh Dédalo! ¿Por qué aún sostienes

con tu lanza el ataque del ocaso?

juan luis lopez lopez edu barbero

Sobre la calzada pulida

por la furia de la montaña,

el centauro me abre la puerta

del hombre sin retorno que soy.

juan luis lopez lopez edu barbero

Cazabas en las soledades

tan frondosas de piedra y tiempo,

que de nuevo fui devorado

por la fría grieta de tus labios.

 

poemas de eduard sanahuja                  

Confinado en Barcelona

Imágenes: Piazza della Signoria y Galeria Uffizi, Florencia / 2017

edurd sanahuja edu barbero

I

L’esperança es conjuga en imperfet.

De poc serveix albirar l’infinit

si tens els ulls de marbre en els adeus

i tota la tendresa és punt de fuga.

edurd sanahuja edu barbero

II

L’horror és la tenebra i és la llum

quan perd les proporcions i esdevé llança.

No cerquis amb l’espelma dels sentits

els pètals de la fe i de l’extermini.

........................................................................................

edurd sanahuja edu barbero

III

El límit és mai més. Una emboscada

on la pietat té pressa per marxar.

La vida neix de peu i mor descalça.

La teva mà és un pes, el cos d’un altre.

edurd sanahuja edu barbero

IV

Es cargola el dolor sobre una tela

que algú ha teixit amb l’esma del perdó.

Sempre és el temps la música dels presos.

La lira del destí no té cap corda.

edurd sanahuja edu barbero

V

Sobre el crani, la creu, l’indret exacte

per a un l’oblit que viu per oblidar.

Qui mai no ha mort encara no sap res.

El temps dorm sol i té llavis de nàufrag.

 

poemas de inma marcos                  

Confinada en Madrid

Imágenes: varias localizaciones  /  2015-2019

inma marcos edu barbero

Amo esos lugares de la infancia

las huellas que ha dejado en mi alma

Amo

inma marcos edu barbero

A veces

cuando cae la tarde

veo las golondrinas volar desde mi ventana

Enloquecidas

Tan cerca

la libertad

inma marcos edu barbero

Estoy sólo en la noche

Escucho el canto del agua

Acerco mi rostro a ella

Nada soy

Temblor de luna en el río

inma marcos edu barbero

A veces se cansa mi corazón

Entonces me detengo y miro al cielo

No olvides mi rostro

inma marcos edu barbero

Los niños jugaban en la playa

Aún miran más allá

Aún su mirada no se ha detenido

 

poemas de antonio monterroso                  

Confinado en Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba)

Imágenes: antiguo Cerco Industrial de Peñarroya-Pueblonuevo  /  2016

antonio monterroso edu barbero

I

Clarines de soledad altiva,

ancladas al magma del pasado heroico

aguardan sumisas la zarpa del tiempo.

La yerba acecha.

antonio monterroso edu barbero

II

Una mota apenas, imperceptible, vuela implacable

a  poner su huevo sobre el arrogante trono

del reino efímero de la arcilla,

a reconquistar lo que siempre fue suyo.

antonio monterroso edu barbero

III

Con pulcritud rectilínea,

muda la piel el gusano

en el jardín de las ruinas.

La historia, impúdica, pasea sus huesos.

antonio monterroso edu barbero

IV

Espectrales falos al amanecer

eyaculan su semen catódico

sobre invisible cielo de acetato.

La clorofila, impasible, aguarda su turno.

antonio monterroso  edu barbero

V

El viejo cíclope añora los tiempos heroicos,

los bravos guerreros, sus cóncavas naves.

Hastiado de soledad,

no encuentra remedio para su vista cansada.

 

poemas de gsús bonilla                 

Confinado en Madrid

Imágenes: La Rioja  /  2016

GSUS BONILLA edu barberoA_00001.jpg

como el renglón donde coincide la superficie terrestre y el cielo

               un arpa en la sección de cuerda, los vientos metales los vientos madera

               vengo a deciros, que después de la celebración volvimos a las celdas

               y es en este espacio donde observo desde cualquier punto alejado

GSUS BONILLA edu barbero

desobedeced las normas cuando escribáis, si el destinatario es otra persona

          en toda la extensión de la palabra, si el agua recorre abrupta

          igual que un mensaje de esperanza, si miréis donde miréis no se ve otro llanto

         que el de un pájaro mudo sin ánimo de nada

GSUS BONILLA edu barbero

me gustaría haber sido antes y dedicar la posterioridad del tiempo

             cada segundo de mi otra vida, cada minuto del después

             a aquella mujer, a aquellos hijos llenos de espinas y cortezas

             manojos de hierba flores y ramas, haces que pudiera coger con mis manos propias

                                                                                                                                [imbéciles e impedidas

GSUS BONILLA edu barbero

esta es la hora de mi encierro, donde muy al fondo me llega un pueblo, cuatro casas

              apartadas, derramadas tal que un vaso con leche, que percibo como una mancha

                                                                                                                              [irrespirable

              al fondo, con su océano de piedras y cadáveres, aleteos guadañas y mariposas

              pero no tengo otro miedo que el de no poder nombrarte con mi voz de trompeta, con mi

                                                                                                                              [boca de vidrio

GSUS BONILLA edu barbero

os animo en la velocidad de este horizonte vértice a que llegue nuestra hora de vernos

              a la delicada luz cociente, anhelo de calle y páramos ventana sin cristal por medio

              y tocar lo que no está escrito, con la mano anciana hacia la inalcanzable nube hacia al

                                                                                                                                              [insondable sol

              hacia el aire esquivo y nocivo hacia algo tan difícil de explicar hoy como lo es un

                                                                                                                               [abrazo de carne

 

poemas de gustavo vega                 

Confinado en Barcelona

Imágenes: Florencia /  Siena / 2017

gustavo vega mansilla edu barbero

Sombras de soles y un hueco. Hay un no sé qué de espanto

en este vivir, subir o bajar,      en el tiempo replegado

de esta vieja escalera que me invita a ir

no sé a dónde.

gustavo vega mansilla edu barbero

Apariciones. Desapariciones.

Late el aire al ritmo sordo de un tiempo ya pretérito.

Se fue. Se fue...     aunque sus manos de aire aún acaricien

aquella barandilla que quedó colgada del silencio    o del descuido.

gustavo vega mansilla edu barbero

El recuerdo se funde en el cemento.  Viejos emblemas nos festejan la retina.

Podemos imaginar aventuras de antiguos héroes vestidos de hierro sudoroso,

reinos ya dormidos entre el polvo  ... o el esfuerzo de un pez solitario dispuesto a

recostarse con la luna.   Escalera de bajada, de subida...   ¿a dónde?

gustavo vega mansilla edu barbero

Oleaje de sombras estrujadas, el dilema, un suspiro ante la instantánea

incerteza del sentido.   ¿Aquí ? ¿O...  ir allí, o allá? ¿A dónde?
Se bifurcan a cada instante los caminos,

las escalas, los destinos.
 

gustavo vega mansilla edu barbero

Tropezar. Siempre tropezando                      aunque persigamos las estrellas       entre el viento.

¿El infinito? La infinitud...  A un lado, un arrogante muro que se te clava en la mirada

mientras sonríe impúdico con su amenazante dentadura podrida por el tiempo

y, al otro lado, nada.        la nada más absoluta. ¿A dónde la escalera irá?